jueves, 10 de febrero de 2011

El tiempo pasa...


Todos hemos pasado distintas etapas en nuestras vidas, cuando  teníamos 12 años no veíamos la hora de cumplir 15 y hacer grandes cambios, y después los 18 para tener un poquito más de libertad, y los 21 para manejarnos  solos, y los 25 para sentirnos más grande e importantes, y ya camino a los treinta comienza uno a pelearse con Don Tiempo y alguna atrevida e insolente visita color plata en nuestra cabellera nos da el susto del siglo para tomar conciencia que el tiempo pasa y quisiéramos ponerle el pie  como si fuera el freno de nuestro auto.
No hay ni existirá  forma de detenerlo, y para algunos comienza una batalla a capa y espada con los años, se resisten a cumplirlos, dicen la edad que no tienen, hay quienes tienen 30 y aparenta 50 y quienes tienen 50 y aparentan 30, y nadie engaña a nadie.
Si de algo siempre estuve convencida es que no se aparenta que tenemos menos edad por el número "que nos ponemos", sino la que muestra nuestra forma de ser, de pensar, de actuar, de sentir la vida , siendo positivo sin importar los años que uno tiene, obviamente sin desubicarse, es ahí donde ese espíritu optimista, jovial, radiante nos quita años.
El secreto no es vestirse más juvenil, o tener actitudes de adolescente, o querer hacer lo que el cuerpo no te da, o el maquillaje, etc, porque lo único que hace es enmascar lo que no es. Pero el humano a lo largo de su vida le gusta impresionar con su edad.
En mi caso, como en otras cosas soy muy atípica, nunca me preocuparon los años. Me gusta festejar cada año de vida, porque en realidad lo que festejo es todo lo que me sucedió en esos 365 días  que sumados a otros, me hizo entender que cada año valió la pena vivirlo, más allá de las tristezas y los momentos amargos porque la suma de todo hicieron la persona que soy hoy y sentirme como me siento, plena, feliz, serena, "a pesar de", y me es suficiente motivo para tirar la casa por la ventana, yo siento orgullo de mi edad y me es una bendición porque muchos no han  tenido la suerte de llegar  a ella.
Yo tengo, como dice mi amigo Pedro un montón de juventudes acumuladas que suman  63 años, ni yo me los creo y un espíritu no sé si joven, más bien diría positivo, alegre, libre, activo, siempre con buen humor, con firmeza, cultivado, y no es porque tenga una vida color de rosa, creo que el secreto está no solo en tener un buen espíritu , sino también en saberlo aplicar..

13 comentarios:

Norma dijo...

Nena te pasaste hoy, ja ja ja. Qué importa la edad, lo importante cómo te sentís vos. Si dirás, salen arrugas, se te cae la estantería, te olvidas de las cosas, y, lo que viviste no vale?, quién te quita eso, quién te quita la experiencia de lo amado? de lo viajado? de lo dado? del éxito? de los hijos y de los nietos?
Nadie quiere llegar a ser grande,a la ser abuelo. Mira lo peor que nos puede pasar Mabel, es no haber gastado, no haber ajado nuestra alma de tanto amar.
Me gustó la entrada, me gustaron las ilustraciones, sobre todo me gusta tu humor para encarar las cosas, y ésto, es lo que te hace joven.
Muchos besos.

ADELFA MARTIN dijo...

Pues si, creo que es inevitable y que de una forma u otra pasamos esas etapas, venimos a "reconciliarnos" con la edad cuando pasamos los 60, con razòn la llaman la edad de oro,

abrazos

Jabo dijo...

Si, realmente lo importante es como te sientes tu ,mismo/a, por dentro.
Yo, aun pienso que soy un crio jejeje.
Abrazo. Jabo

Ricard dijo...

Hola Mabel.
Me gusta mucho esta entrada y sobretodo la magnifica expresion "un monton de juventudes, que juntan suman 63 años..."
Yo, a mis 45 años, nunca me senti tan en forna, ni tan activo, ni con tanta ilusion por hacer cosas, ni siquiera ne da la sensacion que tengo esa edad.
Eso si, digo con mucho orgullo, que ya tengo 45, y muy bien llevados.
Besos, princesa,
Ricard

Graciela dijo...

Ayer, habábamos de ésto con mis amigas que tienen edades muy variadas.

A los 17 pensás que los de 20 son viejos, cuando cumplís 20 los de 30...y cuando llegas jajaja

Nada más ridículo, es@s que se comportan como adolescentes!

Si has vivido de verdad, uno no miente sobre la edad.

Besitos Mabel, buen finde si no nos vemos :)

Mabel dijo...

Norma: La verdad que si, el humor me sobra, no me hago problema por esto, ni lo pienso, yo vivo el día a día.
Besos

Adelfa: Tienes razón es que no nos queda otra, ya no podemos vivir quejándonos..
Besos

Jabo:Cuando uno se siente bien, los años no pesan.
Besos

Ricard: Mi vida así me gusta, que disfrutes tu edad y te sientas bien, cada edad tiene su encanto.
Se nota que la llevas muy bien .
Besos

Gra: jajaja, es cierto, las "pendes recicladas", les llamo yo.
Nunca entendí esos de sacarte años, para mí es negarte haber vivido.
Besos

Buen Fin de Semana para todos!
Besos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mabel

Sólo puede decirte que te entiendo a la perfección. La edad física sólo son años pero la real es la del espíritu con el que viviamos la real, y en eso los años son números.

Cada año cuando llega mi cumpleaños, vivo el mejor año de mi vida. Celebro el estar viva, el tener la oportunidad de seguir aprendiendo y creciendo.

Me ha encantado tu entrada.

Besotes.

luzysolyluna dijo...

BRAVO BRAVO MABEL, me ha encantado el post, YO PIENSO COMO TU,, nos venden el culto al cuerpo para aparentar menos años, y luego andamos amargados, y no nos preocupamos de la mente ni el espiritu.
Pues te conservas muy bien las los años que tiens, en la foto. yo no te echaba tantos.
Pues mira yo estoy contenta con mis años, y no los oculto, el espiritu joven es lo que vale, sera por eso que me entiendo tan bien con la gente joven...
A estas edades son las mejores, se ve las cosas de otra manera y se disfruta mas de todo, mientras el cuerpo aguante, feliz madurez.
La vejez es un estado mental, fisico cuando ya el cuerpo no responde en nada, mientras responde somos jovenes.

Un abrazo.

Mabel dijo...

Mandalas:Es así, vos lo has dicho es celebrar la vida y todos los días se aprende algo.
Gracias por tu visita.
Buen Fin de Semana
Besos
Lucía:Yo tampoco me creo que tengo tantos años y también suelo decir, mientras el cuerpo aguante...no sa soy de sacar cuentas.
Gracias por estar siempre
Buen Fin de Semana
Besos

Alejandro Hernández y von Eckstein dijo...

Excelente entrada Mabel, realmente ha sido un gusto encontrar tu blog.
Mi abuela decía "viejos son los trapos" y en realidad es así. Para muchos puede que el cascaron se les arrugue pero en el interior,su espíritu, continúan tan lozanos como en la infancia. Por otro lado hay quienes su sola actitud los acerca a la "ancianitud" a pesar de kilos de cilicona y metros de hilo usados en sus innecesaria cirugías.
Un ciberabrazo de luz

Carmen Rosa dijo...

Me gustó tu entrada MABEL y cuanta razón en tus palabras, estamos de acuerdo.
La verdad,te había imaginado tal como te describes, salvo la edad que reflejas frente a la edad física que tienes, llena de sabiduría.
Un privilegio haberte conocido.
Un beso y feliz semana para ti

FRANCISCO PARDÓ dijo...

Mabel, primero, mis felicitaciones por tu escrito, unas reflexiones acertadas. Permíteme decirte que "Los años estorban" en el sentido que se piensan como números; Sinceramente mientras se tenga el espíritu alimentado y fortalecido con humor, con esperanzas, con ganas de vivir, uno puede ser jóven por siempre. Y así debe de ser, porque la vida nos enseña de muchas maneras, es verdad, a veces debemos sufrir, pero también existen momentos que uno guarda en lo más profundo del corazón y nos ayudan a recordar el motivo fundamental para seguir adelante. Hermoso tu espacio, y con tu permiso me quedo un rato por aquí...
Un gran abrazo

MA dijo...

Hola amiga Mabel preciosa y emotiva entrada para el día del amor y la amistad en el día de San Valentín has escrito con el corazón. El amor esta presente en todas las etapas de nuestra vida, desde que nacemos hasta el final de nuestros días es un aura que nos envuelve con su manto de amor.

Abrazos de MA para ti amiga y mil gracias por dejar huella de amor y de amistad en mi blog ,tu blog amigo.