jueves, 30 de junio de 2011

Los niños necesitan límites!


El problema de los chicos de ahora que crecen con más libertad es que están expuestos a que se les ponga límites porque no los han tenido desde el primer momento para evitar lo que muchos padres creen que fue el  autoritarismo de generaciones anteriores.
Padres permisivos en todo, que confunden un  NO, con enseñarles lo que es correcto y no lo es. Un niño no nace sabiendo lo que está bien o mal, son los papás los guías para enseñarle eso, y no por eso deben ser autoritarios, con dialogar, escuchar y ser escuchado, persuadir, sin gritos, enojos, o berrinches o contestaciones inadecuadas y portazos esquivos y sobre todo explicándoles el porque de los límites. Un padre  debe criar con amor y ciertas pautas, para que ese hijo de grande pueda autorregularse. Es allí cuando el chico puede frente al NO del padre elegir que hacer. Para llegar a ésto, es bueno que un niño dependa de sus padres por un largo tiempo, porque si no en el otro extremo aparecen los niños demasiados autónomos, que se criaron como abandonados.
También es importante no confundirlos, ponerse de acuerdo con la pareja de cuales son las pautas de convivencia. Los límites de uno, deben ser respetados por el otro, no sirve que uno sea el bueno y el otro el malo. La desición tanto de uno como de otro, el niño tiene que entender que es una desición tomada y debe cumplirse.
Desde que nacen hasta los 6 años son un libro abierto, aprenden en tan poco tiempo, todo le que les servirá de por vida,  comer, caminar, leer, aprende  obligaciones, límites, educación, modales, valores y mucho más, tanto dentro como fuera de la casa.
Ser firmes con ciertos límites, estando siempre muy cerca de ellos, sobre todo con el diálogo abierto, escuchando y  acompañándolos, alentándolos y destacando sus méritos, mostrando interés en lo que hacen, dejando que libremente se expresen , apoyándolos,  que ellos sepan escuchar una opinión de los padres, valorar tanto un halago como una crítica, una sugerencia, un consejo hace que se  cree  un vínculo de amor y confianza  entre hijos y padres, y ésto hará que se disfrute los buenos y los malos momentos, siempre  en familia.

16 comentarios:

Patricia dijo...

estoy por completo de acuerdo con todo lo que decís, querida Mabel!

es preocupante lo desorientados que están muchos padres y madres, los niños víctimas de esa falta de límites no pueden ser felices y todo se convierte en una especie de caos; y no estoy exagerando, lo veo a diario, las madres sobrepasadas, los chicos reclamando y así un círculo bastante penoso!

decirles NO cuando es necesario es absolutamente saludable.

un abrazo fuerte!

Graciela dijo...

De acuerdo, no sé que pasa, parece que un no con firmeza les causará daño.

Para mi son más difíciles los padres y madres que los niños :(

Besos!

soylauraO dijo...

El ABRAZO es un límite que dice: aquí estoy,te cuido y podés contar conmigo, siempre.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

Carmen Rosa dijo...

Hola MABELITA
Creo que el respeto a las normas siempre deben estar presentes en la crianza de los hijos. Si bien hay aspectos en los que podemos dejarlos en libertad, hay otros en los que es necesario dejar claras las reglas. Está demás decir que todo debe estar basado en el amor y la comprensión.
Me encantó tu post.
Un beso

luzysolyluna dijo...

Hola Mabel: totalmente de acuerdo contigo, Hoy muchos padres se pasan de permisivos, y lo que hay son niños maleducados, no respetan nada, hacen lo que quieren.
Una pautas son buenas, hay padres que son peores que los niños.
Debian de empezar a educar a muchos padres.
Les dan cantidad de cosas, pero charlas constructivas no.
En fin esperemos cambie, sino menudo futuro nos espera con estos pequeños.
Aunque por suerte, los hay muy bien educados. En valores, en educación, respeto a las personas, a la naturaleza, etc.
Bicos mil.

mariarosa dijo...

¡Que buena entrada Mabel!!

Pero que dificil de conseguir. Hoy los padres trabajan y no les queda tiempo para ocuparse de las minimas cosas. Podríamos comenzar por agregar a la educación : los valores. Que olvidados que están. Quedan tan pocos niños que respetan a sus mayores, por ejemplo..

Un beso.

mariarosa

MA dijo...

Buen post apreciada amiga Mabel educar y no mal educar. desde la cuna de cada uno de los padres deben de educar y no ser tan permisivos hay que decir no ... siempre decir si es dañino.


Besos de MA para ti.

Ricard dijo...

Hola Mabel.
Que razon tienes...
Se aprecia por tu entrada que eres una gran madre y una persona justa.
Estoy de acuerdo con todo y reconozco que no es tarea facil educar a un hijo.
Tal vez sea muy importante el estar muy deacuerdo ambos progenitores para no estremar las decisiones y no confundir a los pequeños.
Me parece una entrada excelente.
Te mando un fuerte abrazo lleno de amor y cariño.
Ricard

Fernando dijo...

Qué gran verdad. En una ocasión oí a una maestra decir una gran verdad, y era algo así: "Es una pena que algunos niños, la primera bronca o castigo la reciban en la escuela"
Saludos

Norma dijo...

Desde la camucha te mando besos. EStoy engripada.

Jabo dijo...

Que difícil ser padres, no hay lecciones para esto. Nadie nos enseña. Tienes hijos, y ala, a educarlos como puedas.
Y ni tan restrictivos, ni tan permisivos, buscar la justa medida...
Como se nota que eres un madraza.
Abrazo. Jabo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mabel

Tienes mucha razón en lo que comentas. Parece que hemos pasado de una disciplina en algunos casos férrea al otro extremo; en el que todo vale, no hay límites.

Necesitamos de los límites, de saber qué está bien y que no. Debemos aprender de nuestros errores y disfrutar de los aciertos.

No soy madre, se que es un trabajo duro y muy gratificante. Y sí, estoy contigo en que los padres deben ser quienes eduquen a sus hijos y no delegar en extraños, la tele, el colegio, etc.

Siento el discurso que te he dejado, parezco un político. Qué miedo me doy, ajajajajaaa.

Besotes.

dalo dijo...

Muy buen post Mabel. En lo personal, me cuesta mucho poner límites, pero lo hago y les explico a mis hijos que es porque los amo. Besos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Coincido plenamente contigo, sin límites la libertad se convierte en libertinaje. Muy buen post. Un abrazo.

Mabel dijo...

Queridos amigos mil gracias por estar siempre, no puedo con mi genio, había decidido entrar una vez a la semana por aquí pero ahora serán dos.
Extraño mucho, y es difícil no poder leerlos más seguido o comentarles.
Un fuerte abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Mabel su post es muy acertado, me viene en el correo del apostolado padre angustiados porque no pueden sujetar s sus hijos con 12-13 años. Es un grave problema, los límites muchas veces son los hijos quienes los imponen a sus padres.
en fin...me toca orar.
le dejo mi ternura
¿Ya recogió mi premio de cumpleaños?
Sor.Cecilia