jueves, 16 de junio de 2011

Mis vecinos!

 El 11 de Junio se festejó aquí en mi país el Día del Vecino

Donde vivo es un pequeño Consorcio de ocho departamentos el cual administro desde hace muchísimos años, muchas cosas han pasado aquí, muchos inquilinos desfilaron por varios departamentos, con muchos a pesar de que se han ido mantengo una linda amistad, otros es toda una alegría encontrármelos en la calle o en el Super.
Con todos he tenido muy buena relación, he tenido paciencia para conocerlos y ver de que manera decirles como eran las cosas en el Consorcio, hubo problemas como en todos lados, pero siempre he llegado a buenos acuerdos.
Mis vecinos son maravillosos, mi familia más cercana junto con mi otra familia, los amigos,ellos han estado en mis buenas tanto como en mis malas, me han apoyado y ayudado siempre,  predispuestos a pagar sus gastos comunes sin ninguna queja, me han dado paso libre para hacer mejoras, sobre todo me han dado su confianza, porque todo lo consulto con ellos. Dan ideas, colaboran y buscamos la forma de encarar el mantenimientos y los gastos de este lugar. Para nuestra próxima primavera nuestro Consorcio quedará chiche bombón.
En mi lugar no existe la indiferencia, somos muy distintos unos de otros  pero todos apuntamos a una buena convivencia, nos tratamos, nos cruzamos en el día, nos saludamos, me informan si hay algún problema, me han prestado en el momento y he prestado desde un huevo o una cebolla, hasta las herramientas o la escalera, nos hacemos todo tipo de favores, y en invierno los días de lluvia no pasa desapercibido el aroma de alguna esquisitez del extractor de mi cocina, y comparto con todos ellos a la hora del mate, pero cada uno en su casa, eso es lo maravilloso, hasta la puerta y lo necesario.
Mi segundo hijo, Diego, nació estando aquí, recuerdo cuando volví de la clínica, mi vecina de toda la vida, Eva, me recibió con un pimpollo de rosa blanco.

Hoy más que nunca la recuerdo, porque mi querida Eva hace unos días durmiendo la siesta desplegó sus alas en un largo viaje sin regreso . Para vos este post y todo mi cariño por tantas vivencias y años compartidos.

14 comentarios:

MORGANA dijo...

Mabel,lo que cuentas me recuerda a la vecindad cuando era pequeña.Parecíamos una familia,ahora se ha perdido muchas costumbres,cada uno va a lo suyo.
Lamento la pérdida de tu vecina y espero que donde esté sea feliz,
Mi abrazo.

Mabel dijo...

Morgana: Es cierto que hoy cada uno está en lo suyo , son otros ritmos, uno está poco en la casa, pero en primera instancia siempre recurrimos a un vecino y soy conciente de que tengo un gran tesoro, por eso lo destaco, porque no es común hoy en día.
Besitos
Gracias por tu visita

luzysolyluna dijo...

MABEL. me alegro mucho por ti, vivas en un lugar con tan buena gente. Porque tu eres buena gente, pero a veces alrededor no la hay tanto.
La verdad envidio tu comunidad, aqui se ve poco eso.
Siento lo de tu vecina, pero la verdad fue una muerte feliz, durmiendo.
De mi parte felicidades a todos los vecinos, eso si es vivir en armonia.
Que paz..

Una abrazo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mabel

Qué historia más bonita y sobre todo, es una maravilla el que os llevéis tan bien y tengáis esa relación tan estrecha y familiar. Y más en este mundo en el que prima la individualización contar con el apoyo de estos vecinos que se han convertido en amigos, es una gozada.

Enhorabuena.

Besotes.

Mabel dijo...

Hola Lucía y María Eugenia, son muchos años de estar juntos, se logró paso a paso y con el tiempo esta unión, nos conocemos mucho y creo que el respeto y la tolerancia dió sus resultados. Muchas veces he sido mediadora, cuando hemos tenido de inquilinos familias con chicos, que son ruidosos sin mala intensión, son chicos, hoy somos todos mayores, algunos jóvenes adultos que son un tesoro. Me he mantenido firme en cuanto al cumplimiento de las reglas de convivencia del Consorcio, además somos pocos.
Besitos

Alvaro Oliveira dijo...

Hola amiga Mabel

Hoy los tiempos son otros y los vecinos mui diferentes.
Pero no es solo en tu pais. tambien es asi en Portugal y en los otros paises. Los vecinos ya no son como en tiempos pasados.

Besitos

Alvaro

Graciela dijo...

Bello gesto Mabel, una lástima que se haya ido.

Extraño mi barrio, cada tanto aparezco para que me mimen. Ahora, con mis amigos de la infancia haremos reencuentros, muchos viven en otras ciudades.

Besitos!

Verónica dijo...

Siento mucho lo de tu amiga, te acompaño en el sentimiento Mabel.
Vecinos como los tuyos, quien los tuviese, por desgracia hoy en día cada cual va a la suya, por lo menos algunos de los que conozco.
Besitos

Fiaris dijo...

La verdad que eres privilegiada con vecinos así,a mi según parece en el barrio nuevo donde estoy haciendo mi casa todos los vecinos que van presentandose parecen gente muy bien,ya veremos,no soy de andar en casa de vecinos pero si me gusta estar cuando haga falta y saber que hay a quien acudir.Tambien el buen día ,buenas tardes diarios que parece la gente se esta olvidando que es.
abrazos amiga y ya te contaré que tal mis nuevos vecinos.besos.

Carmen Rosa dijo...

Hola MABEL
Realmente es un privilegio tener tan buenos vecinos, yo los he tenido por eso lo digo, lamentablemente ya se han cambiado de lugar hace como dos años, eramos como familia. Hoy es solo el saludo respetuoso y uno que otro pequeño comentario y nada más, pero felizmente sin conflictos.
Lamentable lo de tu amiga Eva, sin duda la recordarás siempre con mucho cariño.
Un fuerte abrazo querida amiga y vecina de blog jeje

Mabel dijo...

Alvaro: Tal vez el ritmo de vida actual, donde la falta de tiempo es mucha, hace que solo a veces solo saludemos y a veces ni eso..
Gracias por visitarme
Besos
Graciela: Gra , yo nací y pasé mi infancia y adolecencia en un hermosos barrio, donde los vecinos eran como de la familia, y mantuve siempre esta actitud.
Que bueno eso de reunirse.
Besos
Verónica: Gracias, he puesto mucha dedicación en esto porque no es fácil.
Besotes
Fiaris: En el caso nuestro si o si todos debemos hacer un esfuerzo para convivir porque es un concorcio, tenemos gastos comunes, entrada y salida común, un buzón común, y el cmplejo es de todos. En un barrio es distinto, mi infancia y adolecencia lo pasé en un barrio y aún hoy hay me encuentro con alguno de mis vecinos.
Creo que el secreto está en no meterse en la casa ni en la vida de nuestros vecinos.
Besos
Carmencita:En un tiempo también teníamos buenísimos vecinos y con el tiempo se mudaban, hoy habitan los dueños y es otra cosa. También es más fácil administrarlo, son muchos años de convivencia y muchas vivencias compartidas.
Besitos

Ricard dijo...

Hola Mabel.
Yo tambien tengo muy buena relacion con los vecinos y tenderos proximos a mi casa.
La verdad es que soy muy de relacionarme con mi entorno y guardar amistad, apesar de que en una gran ciudad, el contacto vecinal es bastante dificil.
Josep es competamente distinto, je, je...
No conoce a casi nadie y me cuesta explicarle lo que a contece porque no sabe de quien le hablo.

Cada uno es como es.
Un abrazo muy fuerte, corazon.
Ricard

Mabel dijo...

Ricard, jajajaja , nada que ver con Josep, yo tambien soy como vos, pero sabes una cosa, los vecinos de la calle ni los conozco, salvo algunos porque han estudiado con mis hijos.
Me encantó eso de cada uno es como es.
Besitos a los dos

María dijo...

Ya no hay vecinos como antes, que parecían como de la familia, hoy en día, cada uno va a lo suyo, no tienen tiempo ni siquiera para charlar.

Un beso.

PD.- Soy María cambié la carita azul por mis ojos.