domingo, 4 de septiembre de 2011

La Perseverancia



Decide claramente que quieres en tu vida y luego asegurate de lograrlo. - Hector Crawford

Una de las cosas que más cuesta en tiempos difíciles es mantener la perseverancia, la esperanza y la fuerza para luchar mucho tiempo por un objetivo. Además perseverar es una virtud no muy tenida en cuenta por la cultura moderna, donde todo es instantáneo, se obtiene rápido y se descarta rápido.
Pero mantener la vista en un sueño, trabajar por lograrlo, insistir aunque estemos mal o a disgusto son conductas absolutamnete positivas, de aquellas que nunca serán motivo de arrepentimiento. 
Debemos comprometernos  con nuestras ilusiones y nuestros proyectos y trabajar en ellos para lograrlos.  Persevera y triunfarás dice el refrán, armarnos de paciencia y ser constantes con nuestras metas.
Casi siempre nos arrepentimos de lo que no hicimos, antes de lamentar lo que realizamos, con buena intención y fe.
Perseverar no es martirizarse ni inmolarse , es trabajar con alegría, irradiando lo mismo que queremos para nosotros: buena onda.

11 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Una hermosa filosofía de vida, es proverbial eso de "el que la sigue la consigue"
Cuantas veces habría sido mejor arrepentirse de haber hecho que no arrepentirse de no haber hecho y perdido una experiencia( un trocito de vida)
Tu post es harto razonable y lógico.
Un beso

Marinel dijo...

Creo que es de los mejorcitos consejos que se escuchan y no siempre ponemos en práctica.
No hay la menor duda de que con optimismo y ganas,buen rollo u onda,como dices vos;las cosas mejoran notablemente y nos hacen la vida más llevadera e incluso nos posiciona para poder acceder a aquello que anhelamos.
Besos.

Jabo dijo...

Hola Mabel, quería enviarte un fuerte abrazo, y comentar que la perseverancia es gracias a Dios, uno de los pocos caracteres que he podido implantar en mi personalidad.
Jabo

la mujer de los pantanos dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. La perseverancia, la constancia, el no rendirse ante la primera dificultad (sin llegar a la obcecación, claro)es una virtud, pero desgraciadamente es una virtud que no se valora lo suficiente en nuestra cultura. Yo lo observo con frecuencia en el ámbito educativo.
Besos,
Chari

Graciela dijo...

Así es Mabel :)
Seguir, seguir con los sueños que tenemos. Ojalá una pudiera transmitir a los más jovenes, porque quedan cosas en el camino.

Me llegaron los mates con el viento, aquí también, del norte del sur jajaja

Besitos, buen domingo :)

Alejandro Hernández y von Eckstein dijo...

Hasta el agua puede oradar la piedra más dura con perseverancia. Es cierto que hoy por hoy esta virtud está casi olvidada en el torbellino de la vida moderna, de la cultura chatarra donde nos impasientamos porque el enlace a internet está lento o porque el auto de adelante tardo 1 segundo más de lo que debia en arrancar ante la luz verde del semaforo, pero siempre debemos recordar que el mejor resultado es aquel que se consigue con esfuerzo, pasiencia y mucha perseverancia.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mabel

A la perseverancia le suelo llamar disciplina, y me lo tomo como ir a gimnasio; hay que ponerlo en práctica todos los días.

Muy bonita entrada, y nos toca seguir perseverando para conseguir aquello que deseamos ser.

Besotes.

Ricard dijo...

Hola Mabel.
Conozco muy bien esa palabra.
Gracias a ella he conseguido cosas muy dificiles de lograr.
çNo obstante sigo con ella a cuestas, ya que mi meta esta aun por llegar.
Un abrazo y gracias por tan importante recomendacion.
Abrazos mil.
Ricard

dalo dijo...

Me encanta esa frase y trato de ponerla en práctica siempre. Les enseño a mis niños que si uno se esfuerza para conseguir lo que quiere, el obtenerlo tiene otro sabor, el sabor de lo ganado con perseverancia y trabajo no se compara con lo que se obtiene sin ningun esfuerzo.

Norma2 dijo...

Yo soy perseverante. Me fijo un objetivo y no paro hasta conseguirlo, para ello también debo ser paciente y tomar las cosas con calma, cosa que no es fácil a veces.
Besosss

Carlobito dijo...

No he sido muy perseverante en mi vida, tal vez la razón es porque no soy muy ambicioso, pero hay sueños que tengo... sueños muy difíciles, pero posibles... voy a luchar por ellos.

Gracias por la reflexión.

Saludos.