lunes, 12 de enero de 2015

La ignorancia



La ignorancia es infinita y cuesta creer que sea así, en pleno siglo XXI, donde las comunicaciones están a la orden del día, gráficas, , TV, internet. Hay canales que dan buenas documentales, geografía, historia, descubrimientos, vida animal, plantas, sucesos últimos, de sexualidad, enfermedades, vida y obra de distintas culturas y todo lo que se nos ocurra,me cuesta creer que ciertos temas que ya a una determinada edad hay que darlo por sabido o es demasiado escuchado, hayan personas que no tienen la más mínima información. Hay Bibliotecas públicas y librerías que pueden ojear de todo y es gratis. Y que puedo decir de Internet?, que es maravilloso, que si no sabes algo o no aprendes es porque no quieres. Poner cualquier pregunta o palabra y Google te responde con miles de páginas de millones de temas.El ser humano es curioso por lo que sucede o hay a su alrededor pero no explora e investiga porque es así, no siempre se enriquece hacia adentro y así mismo, leyendo e informándose de aquello que cree saber y no lo sabe. A veces esa igonorancia es a conciencia, porque los límites y los prejuicios de sus creencias, hace que esa persona crea que es así o le convenga que es así. Una de las grandes falencias de la ignorancia es el fanatismo, el fundamentalismo, la mente cerrada o limitada, no escuchar otras creencias o pensamientos y mucho menos actos, no tolerar ni respetar a quienes piensan diferente, el creer que existe la verdad absoluta, y piden respeto por sus creencias pero saltan como sapo en la guadaña y no respetan a quien se anime a dar una opinión diferente. La cultura de una persona no pasa por tener títulos o ser experto en un tema, o haber leído a Cortázar y Borges, pasa por ser conciente de su propia ignorancia y que siempre está interesada en saber más y de todo, del pasado, presente y futuro, de escribir correcto, de saberse expresar, de saber mostrar sus conocimientos o de callar, es todo el aprendizaje que nos permite ser mejores personas. Más sabemos, mejor nos relacionamos y mucho mejor actuamos para desarrollar nuestras capacidades. Uno de los grandes miedos del ser humano, es el temor a lo desconocido y así actuamos y así nos equivocamos. Ser curioso, leer, escuchar, investigar, debatir, proponernos mejorar día a día, aprovechar toda la información a nuestro alcance y sino buscarla, todos los días un poquito, contribuirá a nuestra cultura y como decía mi padre..todo es rascar y comenzar!

3 comentarios:

Saudades8 dijo...

La vida es un continuo aprendizaje y el que se cierra al mundo, el que no quiere saber, el que sirve como cordero a tanto falso Mesías no pasara de ser eso, miembro de un rebaño.

Besos.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Mabel, mucho tiempo sin vernos, pero ya estoy aquí.
Me duele la ignorancia cuando se pone arrogante y ante ella, suelo callar, porque no hay peor cosa que discutir con un ignorante.
Gracias por tratar este tema.
Un gran abrazo.
Sor.Cecilia

leticia ester vidales dijo...

Hola Mabel ..... estoy total mente de acuerdo con vos , nosotras lo conversamos casi todos los dias... el ser ignorante, es un tema ...bastante escabroso, se puede ser por que no nos dieron la oportunidad de aprender ..de no tener de donde sacar informacion ,por falta de ayuda de otros que prefieren la gente sin estudio ,para manejarla mejor .oooo por araganeria, falta de interes, y muchas otras cosas pero tambien esta los que se creen que se saben todo, y discuten a muerte su pensamiento eso es arrogancia mal entendida, creo que nunca se sabe todo, hay mucha gente que no llega a tener a su alcance los medios ... pero las personas a medida que pasa el tiempo se da cuenta de que quiere ,desea, saber cosas,aprender internet, tener libros y revistas,maestros que les expliquen... es necesario que alguien los guie a tener una mente abierta, entonces recien van a saber lo que es la libertad... besos Leticia