martes, 27 de julio de 2010

Amor Verdadero

                  
UNA HISTORIA DE AMOR VERDADERO
 LA HEROICA BATALLA DEL PINGÜINO EMPERADOR  POR PRESERVAR LA VIDA.

Este hermoso pájaro habita en el Sur de Argentina en los hielos antárticos, es carnívoro y llega a medir 1.20 de altura. El video es un avance de la película LA MARCHA DEL EMPERADOR, cuyo Director, un cineasta francés, visitó 14 semanas el Continente Antártico, filmando a este pingüino en su hábitat y lo que tiene de interesante es que algunos pingüinos protagonistas tienen diálogos hecho por personas y en momentos con mucho humor cuando hablan entre machos o entre hembras, tiene una música espectacular, y les aseguro que se van a emocionar, no dejen de verla. No hay especie que tenga un cortejo amoroso tan tierno , dulce y lleno de amor, incluso su apareamiento, suave y con caricias llenas de ternura, sin la más mínima violencia, y sobre todo la gran fidelidad de un amor verdadero, para preservar a la especie.

Caminar kilómetros en un árido paisaje donde sólo el blanco de la nieve viste el ambiente es, para el pingüino emperador, una tradición de siglos para reproducirse en las condiciones más difíciles que se conozcan en el reino animal.
Con tan solo su instinto, los pingüinos avanzan de un lugar de la Antártida hacia otro de igual circunstancias, para buscar las condiciones que les permita empollar y así mantener el ritmo de una especie que se ve en constante peligro por depredadores naturales.
El documental francés La marcha de los pingüinos, ópera prima del fotógrafo y guionista Luc Jacquet, se convierte en una historia de amor acerca de un grupo de pájaros que buscan lo que cualquier otro ser de la cadena alimenticia haría, comer, reproducirse y, en efecto, después, morir.
Realizado en 14 semanas de esfuerzo bajo el clima antártico más severo, el grupo de cineastas captó las imágenes sobre las aves de largo pico y plumaje que semeja un smoking. Su belleza radica precisamente en su físico y en la manera que protege a lo suyos.
Los pingüinos son aves gregarias por lo cual siempre están en grupos y se protegen. Así se ven en el documental donde muestran incluso su gran coordinación al caminar, uno tras otro, cientos de kilómetros para llegar al lugar donde se aparearán y empollaran el único huevo del que nacerá un polluelo pingüino.
Si eso fuera todo, no habría problema, pero luego de que las hembras ponen el huevo, lo dejan a cargo del macho quien se encargará de empollarlo y cuidarlo, especialmente del intenso frío. Si llega a sentir las temperaturas bajo cero que predominan, el huevo se romperá.
En tanto, la madre viaja nuevamente kilómetros para llegar al mar y buscar la comida que llevará a los pequeños a quienes encontrará por medio de los graznidos.
Las imágenes del documental por momentos son desoladoras, pues los machos que se agrupan para evitar que el frío pegue a los huevos, no harán nada más que protegerlos, incluso ante una aparición del hombre; se defenderán con el pico pero no se dejarán al huevo que protegen entre las patas para darle calor.
Después de un largo periodo, donde los pingüinos a veces mueren de hambre o caen congelados, los polluelos logran sobrevivir y son ellos, con el último esfuerzo, quienes les dan su primera comida y calor, en espera de las madres que traerán el alimento.
Pero ellas también tendrán que pasar una serie de vicisitudes para lograr su cometido: enfrentarán depredadores como las focas y lobos marinos, así como algunos pájaros de rapiña. A su regreso, entre los graznidos del grupo, localizarán a su cría y se iniciará una nueva vida en esta pequeña sociedad que respeta los lineamientos de la procreación para alcanzar lo más preciado, reproducirse y vivir.
La fuerza, el amor, la fidelidad, el verdadero sentimiento de gremio y la lucha brutal por la sobreviviencia, son las características a las que responde un grupo como el de los pingüinos y que más allá de mostrarse en documental, es una forma de vida que los humanos podrían tomar en consideración para una mejor convivencia y una sociedad que se cuida entre sí.
Texto de la web - Fuente: La Crónica de Hoy 
Mabel


8 comentarios:

serpai dijo...

Hola querida paisana,

que lindo el video que nos dejas...
gracias por compartir.

Te dejo saludos bahienses en un dia que casi parece de primavera,

Sergio.

Graciela dijo...

Es de una ternura impresionante, el macho cuidando al hijo, la mamá saliendo a buscar comida...sabes que me encantan los pingüinos :)

Creo que no han sido tontos en buscarlos, viven en comunidad, son amorosos, tienen idea de familia, pasan por situaciones fuertes...han querido rescatar: el cuidado de la cría, la pareja, la vida.

Abrazos enormes :)

Ricard dijo...

Hola Mabel.
Muy bello video.
Que sufrimiento los pobrecillos para sobrevivir. Me dan pena los pequeñitos, tan indefensos y tan poca cosa...
La vida es asi. Tiene momentos dificiles y otros de total armonia.
Un abrazo y gracias pior tan bello reportaje.
Un abrazo.
Roicard

mariarosa dijo...

Gracias Mabel. No conocia la vida del pinguino emperador. Una belleza tu regalo.

mariarosa

Mabel dijo...

Sergio:Después de tanto frío!!!, gracias por estar.
Abrazo.

Graciela:Ayyy Dios mío!!, cuanto tenemos que aprender de ellos, son hermosos.
Gracias Gra.
Un beso

Ricard:La de estos pingüinos, es una vida heroica, no se puede creer como algunos pueden sobrevivir.
Gracias por tu visita
Besossss

MariaRosa: Son tan hermosos y tan tiernos, y que tengan que llevar una vida tan dura.
Gracias amiga
Un beso

Jabo dijo...

Es una gran película, que refleja a la perfección los intringulis de toda la vida de los pinguinos emperadores, que teneis la suerte de tener allá.
Sin duda, ver la película, es una gozada.
Gracias por defender la naturaleza, Mabel, y las especies cercanas que tienes.
Sabes que ayer disfruté viendo y filmando 30 delfines mulares aca en Getaria?. Fue fabuloso.
Abrazo. Jabo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Mabel por sus comentarios y estar a mi lado, Hoy los seguidores con menos seguidores han sido los afortunados, quería darles motivos para animarse a publicar y comentar.
Creo que entre todos lograeremos ese objetivo.
Gracias
Con ternura
Sor.cecilia

Mabel dijo...

Jabo:Es tan generosa la naturaleza, que es digna de admirarla,
Amigo que placer estar con los delfines!!!
Gracias por estar.
Un abrazo

Sor Cecilia: A mi me sucede que a veces no dejo comentarios por falta de tiempo, pero trato de leer todo y a todos y aunque sea dejar un saludo, porque hay que ser sincero, uno lo espera, es un cariñito que recibe.
Gracias por estar a mi lado.
Un gran abrazo