miércoles, 1 de septiembre de 2010

Saber escuchar


Una persona que sabe escuchar nos ayuda a exteriorizar nuestros pensamientos, dudas, alegrías y temores, pero además nos da tranquilidad en saber que hay alguien dispuesto a estar cerca. Sin embargo también deberíamos plantearnos si somos buenos oyentes y evaluar como podemos mejorar este aspecto fundamental para una buena comunicación.
Uno de los pasos más importantes para escuchar plenamente consiste en poder ponerse en la piel de la otra persona. De esta manera podremos entender como se siente, para luego ofrecerle nuestro punto de vista más comprensivo.
Otras de las claves es intentar dejar de lado pensamientos, prejuicios y sentimientos que pueden llegar a herir a la persona que está cerca, y en cambio aceptar las versiones de la realidad que  tienen los demás sin pensar para nada que esto pueda poner en peligro las nuestras.
Tampoco hay que olvidar que no solo escuchamos con los oídos sino con todo el cuerpo. Por eso, también los gestos, la mirada y el tono de voz deben brindar la contención necesaria.
Cuando una persona es escuchada con interés gana en seguridad y confianza que son fundamentales para lograr una comunicación buena y fluida.

8 comentarios:

Alexander Camelot dijo...

Te deseo lo mejor en lo que resta de esta semana
y te agradezco tus afables comentarios,
al igual que tus simpáticas visitas.

Un beso desde el centro del corazón.

Alexander♥

Uruguayita dijo...

Me encantó la entrada, por supuesto q debemos ponernos en la piel de la otra persona...si no ni modo desaber nada. Pomero oimos a los otros, luego hablamos, tenemos que hacer lo mismo que nos gusta q hagan con nosotros. Brsotes querida Mabel. Uru

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Muy acertado su post mabel:
Hablo con causa y experiencia, vivo en comunidad con 38 monjas y me paso meses sin poder hablar en las recreaciones, todas quieren hablar al tiempo y nadie se escucha con profundidad. Tengo en mi apostolado el deber de saber escuchar a cada persona cuando me escribe o chatea con sus problemas y es el corazón el primero en ser oído de todo el cuerpo.
Gracias por sus comentarios y visitan tan agradables en mi blog.
Con ternura
Sor.Cecilia

Ricard dijo...

Hola Mabel.
En muchas ocasiones escuchar a quienes lo necesitan es ofrecer el mayor de los regalos.
Regala atenciones y seguro que nos regalaran maravillosas emociones.
Un abrazo y mis oidos son todos tuyos para escuchate.
Con cariño.
Ricard

Graciela dijo...

huyyy se borró el comentario :(

Decía, las mujeres somos unas bichitas, hablamos todas a la vez y si alguien desea contar algo importante, desiste! :)

Ahora, un comentario en serio: la empatía, despojarse de los prejuicios es imprescindible para entender al otro, un abrazo intenso suele ser de gran ayuda.

Besos, aún no he visitado tu otro blog ahinsss grrr

Jabo dijo...

Es realmente dificil hacerlo bien, saber escuchar de verdad, al otro. Normalmente no lo hacemos y es una cosa imprescindible en una buena comunicación.
Abrazo. Jabo

Norma dijo...

Muy buena tu entrada. Qué importante es saber escuchar.
Si lo deseas tienes mi oreja.
Abrazos y muchos besos.

Mabel dijo...

Ale: Gracias tesoro, buen fin de semana para vos.
Besos.

Uru: Claro que es así, que escuchen primero y despues te contesten.
Besos Y toda mi energía par vos.

Sor Cecilia: Claro que debemos escuchar con el corazón y ponernos en la piel del otro.
Gracias por estar siempre a mi lado.
Todo mi cariño para Ud.

Ricard: Creo que ser escuchado es un previlegio, siempre hay amigos que lo hacen por suerte.
Buen fin de semana a los dos
Besotes

Graciela: De acuerdo con vos de terminar en un fuerte abrazo, la mejor medicina.
Besos

Jabo: Si, es difícil, pero siempre hay alguien que lo sabe hacer, pero es cierto que son pocos los que lo hacen.
Buen fin de semana
Besos

Norma:Jajajaj, gracias Normita, tenés mis orejas también.
Buen fin de semana
Besos