domingo, 28 de noviembre de 2010

Manejando las emociones


Todos con el correr del tiempo hemos tenido aciertos y fracasos que nos han hecho aflorar infinidad de emociones y de acuerdo a como hemos gobernado esas emociones han sido los resultados, favorables o no, o que nos ha afectado mucho poco o nada, dándole distintos matices a nuestro diario vivir.
Creo que los resultados serán positivos, siempre y cuando estas emociones sean enfrentadas con honestidad , sinceridad y aceptando que cualquiera sean ellas no deben ser manipuladas con las apariencias, las mentiras, la hipocresía, porque solo obtendremos malos momentos , y podemos herir o herirnos, dejándonos y dejando marcas imborrables y sobre todo saber comprender, interpretar y empatizar nuestras emociones y las del otro.
Hablar de control , no es algo sabido porque sí o por don, es una adiestramiento que lleva tiempo cuando se trabaja con nuestra conducta y que depende de como estamos preparados o no para lo que nos conmueve.
Pero Uds. dirán, nadie está preparado para nada, y en parte es cierto..nadie está preparado para perder un ser querido, un trabajo, la partida de un hijo, una enfermedad grave, etc. pero tampoco estamos preparados para recibir todas las buenas, pues a veces llegan y las manejamos mal y terminan en la nada.
Creo que la clave está en la aceptación  de todo lo que nos puede suceder en la vida, bueno o malo y esto es tan difícil lograrlo, porque los miedos y los cambios nos produce mucha incertidumbre, inseguridad , angustia, nos frustran.
 Pero si yo acepto que hay situaciones límites tristes o  alegres, que en algún momento cambiarán mi vida porque no estoy exenta a que no me suceda, estaré dando un gran paso, estaré afiansándome para seguir adelante, para enfrentar una alegría, un dolor, una pérdida, un cambio,un duelo, una resignación, una superación.
Continuamente escucho..."como se va el tiempo..como se va el tiempo!". Sí, es un tirano que no se detiene por nada ni por nadie, entonces no te detengas, enfrenta la vida y vívela  lo mejor posible, rodéate de afectos, intégrate, comparte, sé solidario, positivo, optimista, créate metas cortas, busca estar en actividad, en armonía con lo que te rodea, disfruta y aprecia las cosas simples de la vida, sé agradecido, por lo mucho o poco que tienes porque  todo llega y también todo pasa, y nada se detiene ni vuelve atrás.

4 comentarios:

luzysolyluna dijo...

Hola: palabras muy ciertas, pero muchas veces nos dejamos llevar la situación. No nos educaron para esto. El sistema educativo de los padres y los colegios debería cambiar.Mas valores, mas aceptar, mas comprender, etc...........
Simpre que sintamos pena, o que mala suerte tenemos debiamos mirar a lado, seguro que hay casos mucho mas tristes y vidas mas dificiles que las nuestras. Pero somos asi.Inconformistas. El que se conforma es feliz.
Un abrazo.

Carmen Rosa dijo...

Que importante es lo que dices en el post acerca de la aceptación, muchas veces sufrimos innecesariamente por no aceptar lo que sentimos o vivimos, sin embargo una vez que aceptamos, lo podemos cambiar y el alivio que se logra es grande.

Que bueno es leerte Mabel, asi te voy conociendo cada día un poco mas.
Tienes razón diciembre es muy mes ajetreado por que a fin de año se terminan muchas cosas además de tener celebraciones por las fiestas.
Bueno esperemos tener también oportunidad de compartir en nuestros blogs.
Un beso

Jabo dijo...

La aceptación de las cosas que vienen, tanto las positivas como las negativas...
La aceptación de que nada, ni nadie... es para siempre...
La aceptación de ti mismo, con las virtudes y defectos que tienes...
Buen post, Mabel. Si aceptamos, mejoramos.
Abrazo. Jabo

Norma dijo...

Mabel sabes que los médicos últimamente le dan un papel fundamental a las emociones en la cura de las enfermedades. Me gustó tu entrada.
Besosssssssssssssssssssssssssssss