martes, 25 de enero de 2011

Decepción


Que sensación desagradable es la decepción, descubrir que una cosa, situación o persona no tiene los atributos que le adjudicamos, y que nos hizo creer en todo momento que era así.
Entonces, podemos desilusionarnos, desencantarnos, frustrarnos, contrariarnos,etc. por el fiasco que tuvimos.
Las decepciones las provocan los engaños, sobre todo cuando alguna persona falta a la verdad en lo que nos dice,  y el desencanto cae como un manto de plomo sobre nuestras espaldas, al menos yo lo siento así.
Si algo no soporto, es la gente  desubicada, egoista y egocéntrica,  que no sabe cual es su lugar, que de palabra dice ser de determinada manera, pensar y sentir y a la hora de actuar es todo lo contrario....claro...te preguntarás como es que te engañaron..y sí porque esta es la habilidad que tienen estas personas para lograr sus propósitos.
Cuidado!, no juzgo los hechos en sí, saben que soy la menos indicada para  eso, has tu vida como mejor te parezca y para mí está bien  pero no me vendan pato por liebre, porque  a la larga se descubre. 
No sé si es un defecto o una virtud pero para mí, lo que fue ya nunca podrá ser. La experiencia me ha enseñado que las personas no cambian, a la larga hay un momento donde demuestran lo que son y lo que se cayó de la estantería, como el florero de cristal, ya no me interesa que regrese a ella, no lucirá como antes,porque por más que lo pegue las fisuras siempre estarán.

10 comentarios:

fiaris dijo...

No se a quien va dirigido esto ,no tengo porque saberlo tampoco,pero eso si te digo,estoy TOTALMENTE de acuerdo y pienso igual que tu,un abrazo amiga.

dalo dijo...

qué triste post!!! Estoy totalmente de acuerdo, a mi este año, y a raíz de malos momentos de salud que pasé, alguien querido me decepcionó, y aunque la amistad sigue, para mí no hay vuelta atrás. En estos casos la sinceridad es el mejor camino. Besos Mabel.

Carmen Rosa dijo...

Hola MABEL
Creo que la mayoría de personas reaccionamos como tu cuando nos decepcionamos de alguien. Se puede perdonar el engaño, la mentira o cualquier otra actitud, pero las cosas ya no serán igual que antes, algo cambió. Lo importante es que no quede rencor en nuestros sentimientos.
Un beso

Pedro F. Báez dijo...

Mabelín, querida mía, por cada decepción que recibas, te nacerán dos ilusiones. Mente positiva. Quien engaña, se engaña a sí mismo(a). Lo auténtico, lo real, lo honesto, reluce siempre. Lo otro, como el oro falso, se oxida y pierde brillo bien pronto. Tú, en tu senda, sin desviaciones innecesarias. Eres un tesoro y una delicia, Muchos besitos para ti.

ADELFA MARTIN dijo...

Mabel, sentimos ese tipo de sentimientos, con perdòn de la redundancia, porque esperamos demasiado de las personas, tardamos una vida entera en darnos cuenta que somos completmente falibles-unos mas que otros-y que a veces podemos fallarles de la manera mas triste, a quienes mas queremos incluso.

Creo al igual que tu, que lo que fue, ya nunca podrà ser. La confianza puede tardar años en construirse, y solo segundos en irse por al caño...

abrazos

Norma dijo...

No te acongojes Mabel, he psasdo por pruebas y decepciones muy dura, he tenido una política, dejar a Dios que haga su trabajo y yo tratar de a poco ir perdonando. Cuesta y mucho, somos terrenos, no es imposible, sino terminñas enfermando.
Saca afuera esos sentimientos poco nobles, la vida es bella, vévela, nena.
Besos, sé feliz.

Ricard dijo...

Hola Mabel.
No hay nada peor que una decepcion cuando llega de alguien que no imaginas.
Bonita entrada aunque llena de tristeza.
Un abrazo lleno de alegria.
Ricard

Jabo dijo...

Ummmm.... me encantaría saber lo que había dentro de ti, o que te pasaba cuando escribiste este post.
Me encantaría saberlo, para apoyarte, porque creo que si has tenido alguna decepción.
Lo mejor es poner las expectativas que tenemos sobre las personas, lo más ajustado posible a la realidad, y asi nos levcamos menos decepciones.
Abrazo. Jabo

SOLEDAD BENÏTEZ dijo...

Hola Mabel.
He tenido varias decepciones en mi vida, y la verdad es que pienso igual que tú: si ya me fallaron, por más que intentemos, la relación nunca vuelve a ser la misma. Es preciso aprender a perdonar, aunque a veces no se nos hace tan fácil.
Fuerzas, amiga, y a seguir adelante.

* Quería contarte que le envié un mensaje a Uru, y no me respondió.
No quiero ser pesimista, pero la verdad es que esta situación me parece muy extraña, y me preocupa.
Lo único que espero es que no sea nada malo, y que Uru se encuentre tranquila en su casa, como nos dijo Carmen.
Cualquier cosa que sepas, por favor avísame.
Te mando un beso grandote, y que tengas una linda semana.

Mabel dijo...

Fiaris: solo puedo decirte que sigo apostando por los amigos.
Besos

Dalo: Mi preciosa es triste pero deja su enseñanza.
Besos

Carmen:Pienso igual, no debe quedar rencor.
Besos

Pedro:Gracias por todo lo bonito que me decís, de estos fiascos se aprende.
Besitos

Adelfa: Que sabias y reales tus palabras, tienes razón, pero hay decepciones que supera la imaginación y hacen mucho daño.
Besos amiga.

Normita: No mi vida para nada me acongojo, ya está, a otra cosa mariposa. Soy muy positiva, nada me voltea.
Besos

Ricard: Bien lo has dicho mi vida,,,cuando llega de alguien que no te imaginas.
Sonrío con ese abrazo, otro para vos.

Jabo: Es cierto lo que dices, pero como le dije a Fiaris, sigo apostando por los amigos.
Abrazo

Soledad: Si estoy de acuerdo en perdonar y sin rencores ni venganzas.
A mi también me preocupa Uru, quiero pensar como dice Lucía, que el médico le ha pedido reposo absoluto.Pensemos en positivo.
Besos