lunes, 25 de enero de 2010

No te pasó a vos?


Hoy estoy cabrona, sí,  se me vuelan los patos!.
Salgo poco y nada y mucho menos a comprarme ropa o zapatos. Mis salidas son más al supermercado o para hacer las tramitaciones de rigor.
Pero eso sí, cuando salgo, primero una ducha, ponerme ropa sencilla, presentable y bien pulcra y perfume...amo los perfumes..que me falte la plata no hay problema, pero que no me falte los perfumes, y como dice la "chiqui", allá voy.
Recorro uno o dos negocios y pido lo que quiero comprar con la mejor de las sonrisas..la empleada me mira, me hace "un chequeo" (no se de qué) y me muestra cosas parecidas a las que pido, si está en oferta mejor..me pregunta "con tarjeta", no,  contesto.. al contado, entonces comienza a bajar algo mejor. Le digo "éste" y "éste", me pregunta,, algo más?, sí, contesto y se acuerda que tenía algo más que ofrecerme de lo que le pedí al principo y de mejor calidad, con una amabilidad que me abruma.
Digo yo: hay que ponerse las galas y los brillantes para que te atiendan bien, y si fuera así, eso te da crédito de ser buena compradora y buena pagadora?.
Quienes son para bajarte y subirte de nivel?....ah... nivel dije?..nivel de que?.
Discriminación!, me c...aigo en ella, porque sacando conclusiones yo tenía mejor presencia que ella, eso sí, ella delgada y yo obesa. La cosas no son lo que parecen, por eso cuidado! con este tipo de trato. Yo soy la que compro, yo soy la que pago, y de eso,  el negocio y ella viven.
Mabel

2 comentarios:

Ángelos dijo...

Una amiga mía dice: "para ser buena vendedora solo hay que tener una característica...cara de asco" ... jejeje causa gracia, pero a veces el ojo femenino perfora lo que se le cruce dentro de las tiendas. Lástima que haya tantos prejuicios, la gente cree que con dinero o una figura esbelta se es "mejor".

Ya vendrán los años donde las dietas no les funcionen tanto y el dinero tengan que conseguirlo sin poner caras de "estoy chupando un limón".

Que mal, a mi me gustan los limones (y la gente sin prejuicios, claro).

Mabel dijo...

Ángelos: Acá, en esta chacra asfaltada (dijeran una vez en la revista Gente), no va a cambiar nada.
Fueron, son, serán y morirán así. Los hay en todos lados, pero aquí van rumbo al Oscar, al Martín Fierro y a los Récord Guinness. jajaja besosss