domingo, 22 de septiembre de 2013

No me escuchan!!




Se dice que no hay manual de instrucción para ser buenos padres, tampoco  para los hijos. Es sorprendente escuchar de los adolescentes decir mi mamá o papá no me escucha, no tienen tiempo, no me entienden.
Adolescentes que se manejan solos a muy temprana edad, pero que no tienen la suficiente madurez o experiencia para enfrentar todo en la vida y necesitan de un consejo, de una opinión o simplemente ser escuchados como corresponde para fortalecer su autoestima, sentirse más seguros de si mismos, vencer dudas y miedos y que mejor que sea de sus propios padres.
Como papás, no solo debemos preocuparnos de su comida, su ropa o sus estudios. La vida de un hijo sufre grandes cambios continuamente y esto lo hace más vulnerable, inseguro y fácil a equivocarse .
Los hijos no se deben descuidar, así como le preguntamos a un amigo como está, preocupándonos si está bien o mal o corremos a su lado cuando tiene un problema, de la misma manera debemos hacer con ellos y saber que hablar y escucharles  no es tan fácil como lo es con los amigos.
Una mamá, un papá, ante todo debe saber escuchar, sin enojarse, sin alterarse, sin dar opiniones adelantadas o juzgando, sobre todo poniendo atención e interés de como habla y de que habla, para dar pie y confianza a ese hijo que busca una guía, un consejo, una opinión o simplemente tiene la necesidad de contar algo buscando apoyo.
Como padres es nuestro deber estar informados,  superar nuestros prejuicios,  ser pacientes y tolerantes,  estar predispuestos a escuchar cualquier cosa de un hijo, darles el tiempo que se merecen, observarlos, atenderlos, guiarlos.
Los hijos siempre dan señales de lo que les sucede, hay que estar atentos,  preguntarles si están bien, si necesitan algo, si son felices, hacerles saber  que estamos predispuestos a escuchar y ayudarles.
De una buena relación y desde pequeños, los hijos aprenden con sus padres y viceversa.
No postergar una charla con ellos,   dejar lo que estamos haciendo y escucharlos, dejar que opinen, hablarles con ejemplos propios, no criticarlos, no retarlos, ser pacientes a la hora de escuchar.
Una buena comunicación con ellos, basada en el diálogo, la sinceridad,  la complicidad,  la confianza mutua, dará tranquilidad tanto a padres como hijos,  estar predispuestos a hablar de cualquier tema con ellos hará que ese hijo siempre sea un gran compañero y que comparta muchas cosas con sus padres.
Tener presente siempre que  el mundo que les toca hoy vivir, no es el mismo ni parecido al que vivimos nosotros los papás. Saber ubicarse en la problemática de  hoy,  para poder entender y acompañar a ese hijo  en la búsqueda de su propio camino, dándole  apoyo,  seguridad y la contención que se merece.

13 comentarios:

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Hola Mabel, me alegra que hayas regresado y por lo visto haz traído un tema candente; la relación con los hijos. Es difícil ponerse en el lugar de los adolescentes, ellos sufren cambios y les cuesta entrar en el mundo, pero los padres que ya hemos pasado por esa experiencia, debemos ubicarnos y saber hablar con ellos.
Un abrazo y me gustó tu planteamiento.

mariarosa

Carmen Rosa dijo...

Hola MABELITA
Cuanta razón tienes en todo lo que dices, suscribo cada una de tus palabras, las acciones que tomen los padres sólo pueden estar basadas en el amor que le tienen a sus hijos.
Un beso

Norma2 dijo...

Lamentablemente muchos padres actuales no están preparados para esa tarea, problemas económicos que los alejan y hasta culturales. No se es padre por el sólo hecho de engendrar un hijo.
Besoss Mabel

Norma dijo...

Mabel cuántas verdades en tu escrito, mira no tengo hijos, no tengo experiencia como mamá, sólo sé que a mis sobrinos y a mis alumnos le hablaba, le hablaba, no me cansaba de hablarles y siempre estaba atenta a escucharlos. Besos y gracias por volver.

Mabel dijo...

M.Rosa:Si amiga, claro que es difícil ponerse en el lugar de los hijos, pero para un padre no debe ser nunca imposible. Me encantó tenerte por aquí. Gracias!!!
Besos!!

Carmen R: Yo creo que debe ser así, no invadirlos pero hacerles saber que estamos cerca por si nos necesitan.
Besitos

Norma2: Ningún padres está preparado para criar un hijo. Simplemente podemos comenzar con tres cosas, tiempo, paciencia e interés por ellos, por lo que piensan, lo que sienten o lo que quieren.
Gracias Normi por tu aporte.
Besos

Norma: No tengo hijos?,,, has tenido miles y tal vez a cuantos has ayudado, porque en la casa no los escuchaban. Tenés alma de mamá gallina vos!!!. Yo también soy de hablarles mucho, pero más de escuchar.
Besote amiga!!

dalo dijo...

Hola Mabel! Este es un tema que me interesa mucho, ya que nunca tuve una buena relación con mi madre y con mis propios hijos trato de no repetir historias. Creo que a veces me paso para el otro lado, jejeje!! Pero pienso que el diálogo es fundamental, que sientan que no están solos, que las "patas de su mesa" son estables y seguras. Hoy en día por como están las cosas, hay que ofrecerles a los chicos un amiente de seguridad y sinceridad, que sientan que tienen donde ir en caso de problemas. Besitos!

Mabel dijo...

Dalo: hola hermosa, es un tema muy importante, yo también tuve una relación difícil con mi mamá, ella era buenísima, tenía carácter muy fuerte y era esas mamás.."de eso no se habla"pero la relación que tengo con mis dos ´hijos es maravillosa,muy abierta y también me paso, más vale que sobre pero no que falte jajaja.
Gracias por los comentarios en posteos anteriores,.
Besotes

Fiaris dijo...

Hola regresaste!!!!que bueno.
esto de los peques de hoy día esta dificil.
abrazos y no te pierdas amiga.

Mabel dijo...

Fiaris: Gracias!!!, aquí seguiré..si que está difícil!!!.
Besotes

María dijo...

Hola, Mabel:

Tu entrada de hoy me parece muy interesante, porque precisamente yo tengo una hija adolescente, todos sabemos porque lo hemos experimentado, que es una edad complicada, porque no saben lo que quieren, todavía no son adultos, son niños-jóvenes y están cambiando, necesitan reafirmarse, lo importante, como tú dices, es que haya complicidad, comunicación, diálogo y sinceridad.

Un beso y feliz fin de semana.

PD.- Esperaré tu hoja en blanco rellenada, me encantará saber de qué.

Otro beso.

Mabel dijo...

Hola María: Si claro que es muy difícil, pero estar cerca y hacerles saber que tendrán nuestro apoyo ya es un gran paso.
Me encantó lo de la hoja en blanco, claro que te contaré, yo también quiero saber que haré.
Besos

Camelia dijo...

Hola Mabel.
Interesante tema!!
Y así es amiga, mucha comunicación con los hijos así ya sean adultos!!!
Un besito y lindo fin de semana...

Mabel dijo...

Camelia: Gracias!, buen finde para vos también!
Besos