jueves, 2 de febrero de 2017

Es todo lo que quiero...


Será que he pasado tantas cosas, buenas y malas, que he llorado tanto como he reído, que la vida, así como me dio me ha quitado, que las decepciones fueron muchas... será tal vez que ya no es tanta la necesidad de hacer o lograr cosas a esta altura de mi vida..., será la edad?..lo vivido?..solo se que hoy por hoy  quiero estar  con pocas cosas, las más importantes, tranquila, en plenitud, solo disfrutando el día a día e ignorando otras que no me interesan ni me aportan nada.
Ya no tolero  a los envidiosos, los mediocres, a los prejuiciosos, a los que se quejan de todo, a los que no  tienen una pizca de humor, a los que no respetan tu forma de vivir o pensar, a los que se creen dueños de la verdad, no soporto la soberbia y  la falta de respeto de los religiosos que se llenan la boca con la palabra Dios las 24 horas del día y sus acciones y su vida dejan mucho que desear, cree y cállate la boca, tal vez no todos pensamos igual o creemos en lo mismo, a los que aparentan, a los que se creen dioses por lo que tienen y no por lo que son, no soporto  a la gente cómoda , oportunista, ventajera, no soporto  la intolerancia, la homofobia, la xenofobia, la hipocresía, la falsedad, ni a las personas que juzgan sin saber. No tolero los gritos, la violencia, el maltrato animal ni aquellos que dan opinión generalizada de temas tan privados como la eutanasia, el aborto., el matrimonio, la maternidad, la adopción etc., somos diferentes y por diferentes situaciones también pensamos diferentes, deja que cada uno se haga cargo de lo que piensa y que sienta a su propia conciencia que hacer.
Será que mi mente es abierta y despejada como un día soleado, que no cuestiono ni critico, ni estoy pendiente de lo que piensan, hacen o como viven los demás,que soy libre de prejuicios, entendiendo que todo tiene una razón de ser y un origen natural, que nunca me dejé llevar por lo que dicen o creen otros, o esté escrito o dicho por quien sea, déjame pensar y discernir como me parece, yo me hago cargo.
Será que no tengo apegos a creencias, pensamientos, vivencias, cosas o personas, siempre he tenido la necesidad de sentirme libre, soltar, dar vuelta la página, seguir y poder vivir y disfrutar con libertad mi vida, en un marco de virtudes y valores, educación y respeto y sobre todo a mi manera y en sana convivencia. Yo construyo mi propia vida.
Será que siempre me hice cargo de lo que pienso, siento o hago, que tengo claro que soy la única responsable de todos los resultados de mi vida, conciente de las consecuencias, buenas y malas y nunca le hecho la culpa a nada ni a nadie.
Será que no reniego de todo aquello que me lastimó, me dio mucho dolor o tristeza, que supe siempre aceptar lo que me tocó vivir, sin resentimiento, sabiendo que siempre hubo un lado positivo y una razón de ser, y que me dejó siempre una enseñanza.
Será que me alcanza y sobra tener a mi familia, a mis amigos, a mi hermoso nieto, a mis felinas, mis plantas, mi propia vida, compartir un mate con la gente que quiero, hacer lo que me gusta, levantarme con una sonrisa por las mañanas y acostarme con la conciencia tranquila por las noches y agradecer a la vida, al universo , y al hecho de saber que solo con mi decisión y mi propio esfuerzo para lograr cosas, me haría sentir bien y en plenitud, a pesar de haber enfrentado tantos huracanes y tormentas. Es todo lo que quiero, creo que no es mucho...ni tan  poco, si lo suficiente para sentirme plena.

2 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Eres toda sabiduría.
Besos 🌹

Alfa Fon-Amor dijo...

Eres ¡genial!!!
abrazos.